Ana Arambarri – “Ataúlfo Argenta, Música interrumpida”

La autora: Ana Arambarri

Coetáneo de Karajan y Bernstein, nuestro director de orquesta más internacional, Ataulfo Argenta, nace en Castro Urdiales el 19 de noviembre de 1913, en el seno de una familia humilde. Su padre, era ferroviario en el ferrocarril Castro-Tras la Viña, parte de cuyo trazado puede verse aún en la ciudad. Comenzó sus estudios musicales con los Hermanos de las Escuelas Cristianas, perfeccionando sus escasos conocimientos musicales con las clases gratuitas que instituyó el alcalde de la localidad, impartidas en el Círculo Católico de Obreros San José de Castro Urdiales, institución que perdura hasta nuestros días.

Siguiendo los consejos de su director, que supo ver en el joven un extraordinario talento, se preparó para los exámenes de acceso libre al Real Conservatorio de Música de Madrid, aprobando al mismo tiempo tres cursos de solfeo, cuatro de piano y dos de violín. En paralelo, el 1 de junio de 1928 ingresa como tenor en la Masa Coral de Madrid, donde conoció a su futura esposa, Juana Pallares Guisáosla. En 1930 culminó sus estudios con el Premio Extraordinario, lo que le permitió optar al concurso para un premio extraordinario, haciéndose con un piano de cola donado por la cantante Cristina Nilsson.

Tras una azarosa vida profesional, interrumpida por dos guerras, en 1945 gana, por oposición, la plaza de profesor de piano de la Orquesta Nacional; crea la Orquesta de Cámara de Madrid y tras dirigir las orquestas de Bilbao, Valencia y Barcelona, llega su debut internacional como invitado por la Orquesta Sinfónica de Londres, la actuación al frente de esta orquesta dispara la proyección del director más internacional que ha conocido España.  Tras dirigir cuarenta orquestas europeas y numerosos conciertos en Buenos Aires, fallece, a los cuarenta y cuatro años de edad (1958) en el garaje de su casa de Los Molinos, Madrid, por inhalación de monóxido de carbono, cuando estaba a punto de suscribir un contrato al frente de la Orquesta Suisse Romande, lo que le hubiera convertido en el director mejor pagado del mundo.

A pesar de la relevancia de Argenta, no se había escrito la biografía de un hombre cuya muerte supuso una pérdida incalculable para la música. Ana Arambarri, conocedora de la trayectoria del maestro y muy cercana a la familia desde su niñez, viene a colmar este vacío con el libro “Música Interrumpida”. De su imponente trayectoria musical, pero también de sus aficiones, más mundanas: su familia, los amigos, los habanos, el cine, los automóviles, la pesca, la naturaleza y, por supuesto, la música, nos hablará su autora el próximo 11 de agosto, a las siete de la tarde, en el Centro Cultural La Residencia.

El evento: https://www.ateneo-cu.es/evento/ataulfo-argenta-musica-interrumpida-ana-arambarri/